domingo, 10 de enero de 2016

a Armando II

La tristeza invade todos los rincones del alma cuando hay que despedirse...
No te marchas porque quieres, te vas porque te han obligado...la vida quiso, amigo, que llegaras hasta aquí.
Parece que fue ayer cuando adolescente rebelde dejaste crecer tu pelo y te lo cortaste por una promesa...querías dejar Madrid...
Volviste a casa... y pasaron 32 años sin poderte abrazar... Ahora tal vez tardemos un poco más... pero sin duda lo haremos y será como habernos visto el día antes... como haber hablado ayer...

2 comentarios:

  1. Gracias Maríjose, lo asesinaron en su propia casa, a tiros, para robarles, en Venezuela, lo enterramos el día 11. Una gran amigo, como un hermano.

    ResponderEliminar