viernes, 28 de abril de 2017

Pobreza

Noemi Rhpositivo, derechos reservados.

Dicen algunos investigadores médicos que muchas de las bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos en nuestro país. Me pregunto si alguna de ellas podría anidar en quienes tienen en sus manos los remedios para el hambre, pobreza, la soledad, la tristeza... ese virus que a veces se supera, pero otras se acumula como marejada en el alma, y que de repente sorprende con un torrente de lágrimas que anega cual tsunami el corazón.©

miércoles, 26 de abril de 2017

La mascota del delfín


Érase una vez, en un reino muy lejano, un príncipe que tenía una mascota muy particular. Nadie podía verla, pero él le hablaba y la llevaba a todas partes. La sacaba a pasear por los inmensos jardines. Jugaban en los laberintos que las parejas solían usar para perseguirse y robar besos entre los setos. A veces el príncipe los veía y no les prestaba atención, seguía su camino danzando y disfrutando como el niño que era. Ajeno al mundo y lo que sucedía en palacio.


Pero en uno de esos paseos el delfín volvió a casa llorando desalado... nadie podía consolarlo, ni saber qué le pasaba pues no cesaba de hipar y llorar. Cuando pasadas las horas pudo explicar que había perdido a su mascota, la madre aguantó la risa y el padre regio dio órdenes al servicio para que salieran a buscar el juguete del niño.

El personal se movilizó con pachorra, todos sabían que no existía ni mascota, ni juguete, ni objeto alguno. Se organizaron batidas, corrillos de políticos que se reían, líderes religiosos que elevaban plegarias... de repente el niño salió al balcón y gritó....¿Dónde estás? ¿ Dónde te has ido? Y con voz desgarradora proyectó su angustia. Se produjo un intenso silencio, sólo su voz rompía el aire:¿Paaaz?©

domingo, 23 de abril de 2017

Regálame

Regálame un libro. Pero no un libro cualquiera. Uno que hable de ti, que hable de mí. Un ejemplar que me atrape, que haga que olvide lo que me rodea... quiero sentarme por horas. Quiero cansarme de posición. Olvidarme de comer o qué tiempo hace fuera. 

Regálame un libro. Regálame vida. Lugares remotos, paisajes que nunca veré, amores que mueren de amor, traidores y asesinos... regálame misterios por resolver, terrores infinitos. 

Regálame risas, y frases de esas que hacen pensar. Historias absurdas. Poemas que me hagan llorar. Dame lecciones y estrategias para sobrevivir. Banderas blancas y justicia. Premios y solidaridad. Dame en un libro que sea solo el inicio de los que vendrán después...letras y letras. 

Regálame un libro para celebrar cada día su día, porque no quiero que me regales porque lo diga el calendario... sino que me regales como tú sueles hacer.©

viernes, 21 de abril de 2017

Ni se te ocurra





Ni se te ocurra dudar si cree en el amor. Porque para ella es el motor del mundo. Para ella está por encima de cualquier circunstancia y situación. Nada puede ocultar, aniquilar, perseguir el amor...

Espera con la mirada serena de la que sabe que ese amor eterno siempre está cerca. Podrá romperse la magia, podrán doler las palabras pronunciadas en momentos inoportunos. 

Podrán crecer los silencios incómodos, e incluso que una de las partes deje de amar, o lo haga de forma diferente. Pero nunca, nunca, se te ocurra dudar si ella cree en el amor. 

Porque sin tener que responderte, podrás asomarte a su mirada... allí en el fondo, tirando para la izquierda verás, como la llama incendia.

Pefume

Ella le dio su perfume, él lo guardó en un bolsillo. Dijo que no lo olería porque lo llevaba consigo. 

Él sabía que el amor de su vida y ella, ella, lo esperaba sabiendo que lo decidió el destino.

Ambos se enredaban en palabras y besos, en versos y sueños. Ambos sujetos al tiempo y al desvarío.
Ella le dio su perfume, él lo guardó en un bolsillo...y se liaron días y noches hasta más allá del infinito.

Se despidieron en un taxi, temblorosos, tristes y algo perdidos, pero el reencuentro, ya estaba escrito. ©