domingo, 9 de diciembre de 2018

Otra opinión sobre La espiral del silencio

Agustín Gajate, primero a la derecha de la segunda fila.
Lo acabo de terminar de leer y ha sido una magnífica experiencia. Me gusta el mestizaje de géneros que practicas al mezclar narrativa, con crónica, noticias, un diario, cartas, algún matiz viajero y el poema de Gelman, todo ello dentro de un contexto en el que la muerte viene acompañada del arte y donde también se hace presente en algunos momentos la música. El ritmo y la acción son trepidantes, no dan tregua al lector y los acontecimientos a veces se precipitan y otras se esperan con intensidad. Hay mucha pasión en la obra y eso es de agradecer. Con lo único que no me identifico es con la definición de periodista con las tres 'D', aunque cumplo con uno de los requisitos y tengo mis momentos con los otros dos. Será que soy mal periodista. Muchos besos y espero que nos veamos pronto y comentar más cosas que me intrigan sobre la trama.

Agustín Gajate Barahona es compañero periodista y escritor. Siempre me ha acompañado en Santa Cruz de Tenerife cuando he ido a presentar mis libros. En esta ocasión fue en el Círculo de Bellas Artes el pasado día 29 de noviembre, junto a otros tantos amigos y amigas muy queridas.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Otra opinión: Mujer, valiente, periodista, escritora y NEGRA

Con Ana  Muñoz en la Feria del Libro en 2017.

Esta opinión es otra de las que mis amistades y lectores van aportando. En este caso de Ana Muñoz, que además fue una de mis lectoras cero. Porque ella es una de las lectoras más grande que conozco, un termómetro que mide sin duda si algo vale la pena o no. Me arriesgué a su crítica y la sorpresa no solo fue mayúscula, sino emotiva.




Mujer, valiente, periodista, escritora y NEGRA.

Mayte Martín, es valiente porque denuncia hechos reales sobre el periodismo de investigación. Sus personajes, perfectamente definidos, mitad reales y la otra mitad ficción, plasman en una investigación (sobre el asesinato de una periodista) una serie de organizaciones encargadas de tapar la boca a los profesionales que buscan comunicar la verdad.

Mayte Martín es mujer.

Mayte Martín es periodista de profesión, de las que cuentan la verdad.

Mayte Martín, también es escritora y muy buena. Tengo que decir que ,cuando Mayte Martín, me dio a leer su novela pensaba en su estilo y género habitual, más sensible y algo romántico. Me hundió desde la primera página en una espiral con un ritmo frenético y en un mundo totalmente negro y perfectamente sincronizado. Con una forma de manejar los diálogos perfecta. Lo que yo llamo una delicia para el lector.

Mayte Martín, aunque en el cartel aparenta rubia en La Espiral del silencio es NEGRA, MUY NEGRA, dato a tener en cuenta por los escritores del noir (la mayoría hombres).

Recomiendo totalmente La espiral del silencio.

Estaba muy cansada de la poca originalidad de las tramas de las novelas y me encuentro que Mayte Martín, contando la realidad supera cualquier expectativa de ficción.

Gracias, Mayte Martín, por escribir así, porque he disfrutado muchísimo como lectora y por ser tan valiente.

Acudan a la presentación en Madrid que se van a encontrar a una RUBIA MUY NEGRA.

Muchísimo éxito, te lo mereces.

Reseña sobre La espiral del silencio


Presentación en Gran Canaria.
En esta época donde una parte de la población parece estar narcotizada por la cultura basura, viviendo al margen de los acontecimientos reales y embotados por el exceso de información, la lectura de esta novela, La espiral del silencio, nos hace despertar nuestra conciencia sobre un tema tan actual como es el asesinato de periodistas. Se trata de una novela metahistórica que revela hechos reales para contar una historia ficticia, una trama basada en la investigación de un asesinato. Entre novela de misterio y policíaca, muestra un estilo narrativo enmarcado en el periodismo de investigación dentro del proceso de una trama investigativa.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Adelanto novela

Adelanto de mi novela La Espiral del silencio editada en noviembre de este año por ediciones Aguere-Ideay actualmente en promoción.


“Qué curioso -sonrió ahora recordando-, nunca la he llamado Trece, y ahora no dejo de hacerlo”. Es un apodo que le puso Frida hace unos años a raíz de la serie de televisión del Doctor House, donde salía una médico que ella decía que era clavadita a Mercy, desde entonces, jamás volvió a llamarla por su nombre.  Leer más...



Foto de Ángel Sarmiento.

Hay mujeres...

Hay mujeres como hormigas que luchan calladitas sin decir esta boca es mía. 
Hay mujeres calladitas que de repente sorprenden y dan bofetones sin manos. De esos que no son violentos pero que hay que encajar en el hueco de una cara. 
Hay mujeres que callan pero no miran para otro lado.
Hay mujeres que gritan donde no deben y pierden la razón.
Hay mujeres tan bellas que no necesitan maquillaje.
Las hay que conozco que no presumen de agarrar un culo, pero lo hacen.
Pero hay mujeres tan valientes que dan la vida mojando en letras sus lágrimas.

A Silvia Elena Machado, poeta argentina
Libre de derechos.