viernes, 24 de marzo de 2017

Te regalo la noche

"Te regalo la noche", dijiste. Vi imágenes cargadas de posibilidades, un futuro no escrito. Vi desaparecer la oscuridad, la nostalgia y la soledad hacerse añicos.

Subido a una tarima de recia madera, interpretabas mis palabras como si fueras el músico más extraordinario jamás escuchado. De tus ojos tristes, pendía la luz más serena del mundo. Ese frío que siempre me acompaña atravesó mi espina dorsal. 
Solo pude sonreír con una mueca tonta. La misma que tú me ofreciste, algo tan impredecible y único...

Acepté tu regalo, bebí la noche. Me embriagué de ausencia con la certeza de verte en cada esquina.

Y todo me recuerda a ti... tu voz pausada me grita y sé que ese hilo que cose tu alma a la mía no se romperá en la vida.
"Te regalo la noche", susurraste cerrando tus ojos, y no entendí, que era yo quien dormía.©

lunes, 20 de marzo de 2017

Cigarros

Siempre hablo con la perra como si me entendiera todo, y es que en el fondo estoy segura de que así es, que entiende mejor que algunas personas. Le encantan las galletas de jengibre, pero no me queda ninguna la verdad y creo que no es tonta cuando le dije que si se estaba quietita y se dejaba cortar las pezuñas le daría una al llegar a casa.

Mientras la peluquera canina usaba con destreza las tijeras de perro me quedé ensimismada viendo al veterinario fuera fumando en la calle. Hoy día todo el mundo sale a la calle a fumar. Y no sé por qué recordé cuando yo lo hacía. Fumaba en todas partes, hasta en el pabellón de baloncesto cuando iba a ver jugar al Madrid, primero en la cancha de Concha Espina y más tarde en Goya.

¿Por qué recordé? esto no lo sé... a veces una une visiones a recuerdos y los míos ahora se remontaban a aquel primer año de Facultad... Ana olvidó un zapato morado en casa del chico del que se enamoró. Me pidió subir a casa descalza y esperar que él lo trajera, no podía volver descalza a su casa. Aunque ahora recuerdo que no fue un zapato, fue el bolso. Salió corriendo y sin dinero cuando la madre de Alberto los sorprendió... ella sólo fue a ayudarle a hacer la cama y una cosa llevó a la otra... nos fumamos medio paquete de Fortuna esperando que él viniera... se habían acabado mis Camel que llevaba desde aquí en cada viaje. 

Hace años que no fumo y cuando veo a la gente salir a fumar mi mente se dispersa entre volutas... y mi chica ya está terminada de arreglar. Compraré otra lata de galletas de vuelta a casa.

viernes, 17 de marzo de 2017

Perder

Las luces parpadean como los corazones, se hace tarde también para el amor. Languidece la voz y casi no se oyen las palabras cuando rompe el día y hay que decir adiós.
Ya nada existe, salvo el temor de volver a coger la mano en la próxima estación, en otro café, levantar otra copa, dejar que el dolor engulla sin compasión.
Los mariachis callaron, no hubo copas rotas, ni ganas de quedarse, ni tristeza que valga la pena como en la canción.
Pero sí estaba escrito que aquella noche perdiera su amor.©

Sorpresas

La vida trae consigo sorpresas inesperadas. Encuentros que traen promesas futuras. Desencuentros que se alejan como el pensamiento en esas ondas marinas.
La esperanza puesta en el horizonte y un café para empezar el nuevo día. 
Renovar las ilusiones siendo lo que somos sin dejar de mirar atrás.
Seguirán estallando las olas en las orillas, y las lágrimas perdiéndose en la arena y el viento que nos corre por las venas.
Perseguiremos estrellas y estelas en la mar ©

No escribo

Hace dos noches que no escribo pero no paro de escribir... recuerdos azules me vienen en volandas y se llevan la tinta de mi corazón.©