lunes, 21 de septiembre de 2015

El piano

Pinterest
El viejo piano quedó olvidado en el desván… se arrimó hace tiempo que las niñas dejaron de tocar… me lo encontré con la última rosa púrpura que cayó en mis manos aquél año que te despediste. Te fuiste por la vereda cargada de hojas aquel otoño que no dejó de llover, aunque no lloviera...
Te fuiste porque estabas cansado, porque no había nada que motivara ya tu presencia… ni los niños correteando en el jardín, ni la música de ensayo al caer la tarde, ni las magistrales clases de latín, con las que nos reíamos… ni mis trémulos labios, ni el temblor de tu voz al decir un te quiero metálico y lejano.
Te fuiste porque el tiempo se te echaba encima, porque la tela de araña se fue rompiendo a pesar de su fortaleza… porque los ojos no brillaban al leer una frase, porque ni siquiera escribirla te emocionaba ya… te fuiste y te fuiste con la música a otra parte y ya nadie recuerda las melodías de antaño. Triste, apolillado y desafinado quedó el viejo piano en el desván… y allí quedó con la última rosa púrpura que también ajará el maldito paso del tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario