viernes, 11 de septiembre de 2015

Vestirme de agua

Quiero vestirme de agua para ti… ser la lluvia que moje tu cara… hacerme líquido para calmar tu sed, vestirme de agua… regar tu cuerpo y ser la gota que poco a poco abra tu corazón, ya sabes esa frase atribuida a Ovidio: la gota perfora la roca no por su fuerza sino por su constancia.

Foto: José María Monzón

Quiero vestirme de agua y que puedas ver a través de mí… que se empañen tus ojos, mientras que en forma de gotas te salpico de alegría y te hago vivir. Vestirme de agua… y que el frío me convierta en cristales azules y te hagan soñar.
Quiero vestirme de agua y que el calor me convierta en cálidas caricias que recorran tu espalda… vestirme de agua… y colarme entre tus manos y dedos… llegar a cada uno de los poros de tu piel, ser tu sudor, y si es preciso, evaporarme contigo.

7 comentarios:

  1. Me envuelve ese ser todo y nada que se funde en la piel y se siente.

    ResponderEliminar
  2. Estupendas letras, todo un deleite. Gracias por compartirlo. Besos. Marcelo.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias Julio, bienvenido al grupo de amigos escritores, un saludo

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Marcelo, besos también para ti.

    ResponderEliminar