sábado, 7 de abril de 2018

Células

Dolor, impotencia. Arenas que son casi movedizas cuando el tiempo avanza. El mismo centro del Universo empuja la vida. No es la soledad lo que arraiga. No es el dolor lo que se llevan las aguas. No es el grito desgarrado el que transporta el aire y que golpea al silencio. Es la marea la que arastra penurias, es la brisa la que juega a hacer cosquillas... son los segundos de ese reloj que no cesa... es la vida que coloca cada cosa en su lugar. Cada célula viva, cada momento. Tierra, agua, fuego y aire ... ahí te llevo dentro.
Foto de Yessica Álvarez Gómez cedida y con derechos reservados por Mónica Dayarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario