miércoles, 17 de agosto de 2016

Soslayo


Quizá nos miremos de lejos con ojos llenos de nostalgia, quizá incluso llenos de emoción entremezclada con alguna acuosa y líquida visión.

Días azules, risas y llantos, confesiones, sueños... sin duda, nos equivocamos los dos.

Como humanos cometemos errores, e incluso a veces no nos entendimos, momentos compartidos que no se pueden borrar, se rompieron, pero al menos nos recuerdan que estamos vivos, que sentimos y somos capaces para retomar otros caminos.

Imagen de la red

Dolerá, pero es mejor afrontarlo ahora antes de que crezca el hastío, la intolerancia, la eterna duda y sentir herido el corazón.

Quizá nos miremos por el rabillo del ojo, de soslayo, por encima de los besos de rigor, y con esa sensación terrible de las cosas que no tienen solución.©

No hay comentarios:

Publicar un comentario